MEXICO D.F.

30 May

Llegué a Mexico D.F. el 20 de mayo y me quedé una semana y un día. Creo que desde ya es una de mis ciudades favoritas del mundo, igualando incluso a Venecia, Toledo o Quart de Poblet.

Es verdad que al principio acojona un poco. Pero cualquier persona que haya pasado por lo menos cuatro días allí, coincidirá en que mola, o eso creo; en que es una ciudad que tiene actitud, característica que va del todo unida a molar.

No es Venecia, no te duelen los ojos de tanta belleza por todos lados. Y puede tener muchos defectos, por algo le llaman el Defectuoso, pero tiene toda la actitud del mundo, llegando a los niveles más acusados de “¿pero cómo mola esto, por favor?”.
¿POR QUÉ MOLA EL D.F.?

1)      Porque parece mentira lo enorme que es

Una de las cosas que te dejan más flipado al llegar es que es del todo inabarcable. Cuando lo sobrevolé era de noche, y no se alcanzaba a ver el final. Todo lleno de luces, de una punta a la otra. 20 minutos nos costó empezar a bajar… Puede que exagere, vale, pero es para que os hagáis una idea de lo que estamos hablando.

Es muy  grande, ¿vale?

Una vez en la ciudad, no puedes llegar de un sitio a otro sin tardar por lo menos media hora a pie. Cuando te quieres dar cuenta, llevas todo el día caminando, y apenas has visto 4 ó 5 puntos turísticos.

Y os preguntaréis: ¿que sea tan grande es entonces un punto a favor? Pues sí lo es. Porque cuando te encuentras con algo tan grande, te emocionas y te quedas paralizada pensando: ¿y qué hago yo ahora con esto?

2)      Por el Zócalo

El Zócalo, la plaza principal del DF, es acojonante. En plan bien.

El primer día que lo vi iba escuchando esta canción brasileña, y me dio tanta emoción que no pude parar de sonreír en todo el rato.

Hacía un buen día, la gente estaba contenta,  a pesar de ser lunes, los comerciantes vendían, la gente compraba… por todos lados que miraras, pasaban cosas.

Vista desde el Campanario de la Catedral

Vista desde el Campanario de la Catedral

La Catedral

La Catedral

La bandera y EL AMOR

La bandera y EL AMOR

¿Qué es lo que mola del Zócalo? Pues que también es muy grande. Y en el centro, ondeando, está una de nuevo, enorme, bandera de México, que es bastante bonita. A un lado está la Catedral, herencia española y que nos quedó bien maja.

El Zócalo está muy bien.

Es el sitio indicado para hacer Flashmobs.

3)      Por la Plaza de la República y el Monumento a la Revolución

Esta fue la primera gran plaza que vi y me encantó. Me acerqué porque en el mapa ponía que estaba cerca de donde me encontraba (20 minutos) y vi que había un monumento a la Revolución. Y me dije: “Ei, aquí se tienen que haber montado algo bastante, bastante guapo”.

Pues sí.

IMG_0204 (360x640)

Se han montado un casco de Mazinger que no te lo crees cuando lo ves. Tiene unas dimensiones colosales; recuerda a la arquitectura nazi, en la que todos los edificios eran a lo grande e infundían respeto. Pues así es este casco: te das cuenta de que los mexicanos no se andan con tonterías cuando se ponen serios. Cuerpos colgando de autopistas sin cabeza y esas cosas.

Por esta plaza pasé cerca de seis veces en mi semana en el DF, porque me volvía loca. Y cada vez que pasé, había alguna liada.

El primer día había como una conmemoración de la muerte de algún general y me encontré con lo que parecía ser el Club del Suicidio.

El club del suicidio a punto de saltar

El club del suicidio a punto de saltar

El segundo había un concierto así como revolucionario, del que no pude hacer fotos porque ya no tenía batería.

El tercero estaban los militares desfilando.

IMG_0218 (640x360)

Y el cuarto pasaba esto:

 

 

IMG_0347 (640x360)

IMG_0349 (640x360)

En mitad de la plaza, con el casco de fondo, encendían agua que salía desde el suelo y la gente se volvía literalmente LOCA.

Una plaza animada. No es que sea yo muy de plazas, siempre he sido más de sofá. Pero en esta plaza me hubiese quedado horas y horas simplemente mirando.

4) Por el metro

El metro del DF fue de las cosas que más miedo me dieron así de primeras. Antes de montarme. Y bueno, después de montarme también un poco.

No me he sentido más escaneada que allí en mi vida. Y la mayoría de veces no era para bien. No eran miradas lascivas con las que me pudiera sentir HALAGADA; por lo general simplemente se leía: “¿y esta tía que hace aquí?”. Conforme fui subiendo más, y me fui relajando, ellos también me veían más relajada, creo, y todo se normalizó. Ya sabéis, tú te relajas, yo me relajo.

Fue entonces cuando me di cuenta de que básicamente les daba igual. Así que te podías dedicar a mirar a todo el mundo mientras pasaban de ti.  Y así, poco a poco, le fui pillando el punto.

Y en verdad no es más que un puto metro. ¿Y entonces por qué me gustó? Por tres motivos: por lo que ves en él, por los vendedores ambulantes y porque está muy bien organizado.

Hubo decenas de fotos que quise hacer y que no hice. En concreto me jodió no hacerle una foto a una encantadora señora muy moderna, toda vestida de verde, maquilladísima y con un moño a lo Amy Winehouse que se estaba pintando cuidadosamente las uñas mientras lidiaba a duras penas con el traqueteo y el bullicio del vagón.

Además, en cada parada se suben vendedores con las cosas más locas que te puedas imaginar: fundas de colores para diferencias las llaves, filtros de los que pones en el fregadero para que no se cuele la comida, kleenex, juguetes para los niños, bolis… De TODO. Y te venden las cosas de una manera que a mí me hacía gracia: “Y aquí tienen este estupendo regalo… para el niño, para la niña… no se lo piensen más. 10 pesos vale, 10 pesos le cuesta. Está al precio de me lo llevo”. Con una cantinela (a veces mejor, y otras peor) de lo más molona. Es la mar de entretenido. Yo me compré dos paquetes de kleenex por 5 pesos. Me puse nerviosa al hacerlo, pero luego me salió muy bien.

Además, está muy bien organizado: en las horas punta hay separación entre hombres y mujeres. Y que viva la discriminación positiva.

IMG_0506 (640x360)

A mí un día se me pasó ponerme en el de mujeres, y quieras que no, si se te quieren frotar, se te frotan. En ese momento, cuando me vi rodeada por seis señores con bigote que me sacaban una cabeza cada uno, cerré los ojos y pensé en otra cosa; en plan: “Haced lo que queráis, pero hacedlo RÁPIDO”. No estaba en posición de ponerme a discutir.

5)      Por la comida, y los puestos callejeros de comida

Todo el DF huele a comida. A tortillas de maíz. Y huele muy bien.

Mucha gente come en la calle, donde puedes zamparte 5 tacos a 20 pesos, que viene siendo un euro y medio. A mí me costó lanzarme, sobre todo por la variedad que tenían, y que no entendía la mitad de lo que me ofrecían.

Más tarde, hablando con Luis, mi amigo de Madrid que vive allí y que me acogió de mil amores en su casa, me dijo que todo es lo mismo: tortillas de maíz con cosas. Ya he empezado a hacerlo y además de más barato, tiene otro rollo comer en la calle. Es más gorrino, pero más mexicano.

Todo esto vale igual para los mercados en los que se venden más cosas además de comida. En Tepito, un mercado callejero en el que Alaska & Mario perderían la cabeza y que es, otra vez más, enorme, puedes encontrar de todo y además te sirven cerveza fría. Así que no hay color.

6)      Esa rave llamada Xochimilco

Xochimilco es otra historia. Hace gracia ya desde el nombre. Es una de las zonas al sur del DF que conserva los canales por los que estaba bañado todo Tenochtitlan y que los españoles nos esmeramos en cubrir con toneladas de cemento cuando llegamos.

Es, por decirlo así, como una Venecia mexicana. Pero claro, de nuevo, con mucha más actitud.

El tema es alquilarte una trajinera (canoa), por unos 300 pesos (unos 18 euros) y te dan una vuelta por los canales de una hora y media.

Los 10 primeros minutos fueron trágicos: Yo sola, con una Corona, que amablemente te ofrecen, dices que sí y te cobran, y con mi trajinero, Don Manuel, un señor mayor y grandote que estaba sudando a tope por desplazar mi culo de negra por los canales. Por si esa estampa no os parece lo suficientemente triste, tranquilos, que empeora: y lo hace cuando se cruzan otras trajineras llenas de mariachis que no ayudan a normalizar la situación. “¿Pues y qué hace Usted tan solita? ¿No querría una canción a 100 pesos para animarla?”. ¡Sí, claro. Por qué no!. Y cuando terminéis me tiro al canal.

Don Manuel

Don Manuel

 

Trajineras

Trajineras

 

Así fue el inicio del recorrido, pero a partir del minuto once, y conforme la Corona y el sol hacían su efecto, todo se volvió maravilloso. No os voy a mentir, ayudó mucho encontrarme este bar valenciano que me hizo muchísima risa. El Bar Norteño. Todo lleno de música tranquila, de mariachis… y de pronto, EL APOCALIPSIS.

¡Makinetas mexicanos! ¡Los primeros de mi vida! Se me notó tantísimo que hasta Don Manuel me preguntó si me quería bajar allí. Después de dudar dos segundos y de recordar el sabio consejo de mi hermana Aglaia (“Cuidado con el drinkin”), espeté un titubeante: “No, no”.

Y es que fue entonces cuando todo cobró sentido y me di cuenta de que la gente va a las trajineras a ponerse CIEGA. Las familias, los grupos de amigos, se pillan música y alcohol y se hacen el recorrido largo, de cuatro horas y echan el día. A lo largo del canal, hay bares para ir al baño, parar a comer si quieres… vamos, un gran plan. Y todo rodeado de color, y música mariachi. Algún día volveré con amigos y esos makinetos ubicarán Valencia en el mapa.

Por si no hubiese sido suficientemente loca esa visión del México-fiestero, voy y me meto en este autobús de vuelta a casa.

7)      Porque todo el mundo te saluda y te quiere invitar a algo.

La gente del DF es muy amable y siempre te quiere invitar a algo. Uno de los amigos de Luis, Xaks (no sé si se escribe así), el primer día que nos encontramos me invitó a cenar, cocinado por él, una carne con chile y frijoles riquísimos.

En el metro conocí a una encantadora señora llamada Lucy, que me quería invitar a comer conejo a su casa. Estuve a nada de hacerle el chiste, pero mejor no.

El trajinero Don Manuel por poco me lía para hacerme una ruta de pulque (una bebida fermentada, similar a la cerveza, que no es cerveza, pero te pone igualmente ciego) por Xochimilco. Una vez más, la frase de mi hermana retronó en mi cabeza.

Por la calle me preguntaron tres o cuatro veces que de donde era, mientras yo agarraba bien fuerte el bolso, y cuando contestaba simplemente me decían: “¡Ah, España! ¡Pues bienvenida! ¡Que le guste, pásela muy bien!”.

¿Cómo es esto de GUAY?

8)      Porque la gente interactúa en los cines

Un día, ya cansada de tanto turismo y tanto caminar, me metí al cine a ver Casa de mi Padre. El plan no pudo ser más guay. No mola tanto como Zoolander, pero tiene a Will Ferrell, que sale mucho y hace gracia todo el rato hablando español.

CASADE MI PADRE

En el cine, todo el mundo interactúa: se ríen sin parar con las mayores paridas, contestan a las preguntas, comentan los mejores chistes… muy gracioso todo.

9)      Por Teotihuacan

Teotihuacán son unas ruinas que están a unos 50 kilómetos del DF y que están muy bien. Vale, no están en la ciudad, pero forman parte de ella. Todo el mundo va a verlas desde el DF.

Son de una civilización de lo que apenas se sabe nada, anteriores a los aztecas, y que se montaron una ciudad bastante maja, pero con poca sombra, así a lo tonto.

Lo más impresionante que he visto por el momento en este viaje es la Pirámide del Sol.

IMG_0298 (640x360)

Es enorme, altísima, y la muy cabrona me hizo darme cuenta de que tengo un estado físico lamentable. Los ancianos mexicanos se la subían sin pensar, de un tirón. Y no fue mi caso.

Y desde arriba del todo

Y desde arriba del todo

En la cima había decenas de mariposas sobrevolándola. Igual es que vuelan alto, yo qué sé, pero sí parecía que ahí pasaba algo especial. Energías y esos rollos.

10)      Por lo loco que es el tráfico y lo bien que lo llevan

El tráfico del DF va muy a tope. Los peatones y los coches tienen como un acuerdo tácito de no agresión, que por muy loco que sea, parece que les funciona.

Esto es, los peatones pasan cuando LES DA LA GANA, intentando no cambiarle mucho los planes a los coches, y éstos van al tanto de no atropellar a la gente. Digamos que el que marca el minuto es el peatón, pero también el que tiene más las de perder. He llegado a ver a gente santiguarse antes de poner un pie en la calzada.

Está eso, y las que lían los coches. Como apenas conduzco e iba a pie, seguro que me salté un montón de éstas, pero… aquí tenéis las rotondas de doble sentido sin semáforo. ¿Cómo?

IMG_0260 (640x360)

11)      Por la sensación de que puede pasar cualquier cosa en cualquier momento

Ver a un niño durmiendo entre porno pirata

Ver a un niño durmiendo entre porno pirata

Ver donde mataron a Trotski

Ver donde mataron a Trotski

Comer en otro tipo de McDonalds

Comer en otro tipo de McDonalds

O en un Vips

O en un Vips

Encontrarse a Raúl Navarro

Encontrarse a Raúl Navarro

O a Pilar Bardem

O a Pilar Bardem

Descubrir que PIlar Rahola se lía la manta a la cabeza y se presenta a las elecciones mexicanas

Descubrir que PIlar Rahola se lía la manta a la cabeza y se presenta a las elecciones mexicanas

Encontrar fotos de portada para el facebook

Encontrar fotos de portada para el facebook

Asistir a una misa con gente comiendo y sentada en el suelo

Asistir a una misa con gente comiendo y sentada en el suelo

Y por supuesto ser el primero en ver Kill Bill 3

Y por supuesto ser el primero en ver Kill Bill 3

 

12)      Porque es una ciudad que funciona, aunque esté todo siempre al límite de no funcionar

Aquí le robo la tesis a un amigo de los de la casa que vino un día a desayunar. Y lo hago tranquilamente porque creo que ni siquiera me presenté y seguro que nunca entrará en el blog.

Pero es cierto. El D.F. alberga a una quinta parte de la población mexicana (20 millones de habitantes, más o menos la mitad de la población española), está sobre el agua, sufre terremotos cada dos por tres, los cableados de luz son de risa, el tráfico es un caos, la gente monta y desmonta sus puestos de comida en un santiamén… y sin embargo todos lo toman como si fuera normal, y lo disfrutan. Porque no se sabe muy bien por qué, la ciudad funciona.

Y si con esta chapa no os he convencido todavía para que os animéis a conocerla, pues mira… que os den.

Anuncios

11 comentarios to “MEXICO D.F.”

  1. Cuca 31/05/2012 a 6:52 pm #

    Qué bien que hayas escrito!! A tope con DF! Y ahora para donde vas? Besazos

    • diariosdemamarracha 01/06/2012 a 4:09 pm #

      Ay, Cuca! Menuda chapa os he metido! Prometo que las siguientes serán más breves… pero es que era el DF! Ahora estoy en Guanajuato que es un precioso pueblo colonial un poco más al norte. Está guay porque es eso, un pueblo, todo el mundo se conoce y parece que no hay peligro ninguno.

      Pero cuéntame tú qué tal! Hoy he soñado contigo… Escríbeme, anda. Y yo te cuento más cositas. Un beso enorme!

  2. Carmenxita 03/06/2012 a 1:28 pm #

    Como mola tu mamarachada !!! Y si! Viva Mexico!!!!! Cuantos recuerdos!!!! Jajaja! Me lo he pasado en grande leyendote! Ummm como me tomaba yo ahora una negra modelo y unos tacos contigos!!!! Besos Amooooore! Pdta. Me da que vas a terminar en una rave guey!!!!!!!!!!!!!
    Carmencita,

    • diariosdemamarracha 12/06/2012 a 11:59 pm #

      Cerdiiiii!!!!!
      Nos los tomaremos! Aquí o allí! Aunque mejor si es por aquí que hay menos estrés…

  3. Juan López 05/06/2012 a 2:27 pm #

    pero cómo es tan maravilloso este blog? Me lo acabo de trincar todo en 10 minutos… y ya me muero por ir al DF. Y por verte! Te echo de menos mucho.

    • diariosdemamarracha 12/06/2012 a 11:54 pm #

      Tú sí que molas, TITI!! Yo también te echo de menos, amor… Vente a Puerto Vallarta! Bien de maricas con perro! De todas las nacionalidades, para que mi nene elija bien!
      He visto que ya estrenáis Geordie Shore? Tiembla, Rajoy!

  4. María Llamas 05/06/2012 a 3:03 pm #

    Me encanta leerte!!! Qué bien me lo paso!! Y me alegra saber de ti y que va muy a tope!!
    Se te echa de menos…DISFRUTA GUAPITA!!

    • diariosdemamarracha 12/06/2012 a 11:51 pm #

      Meri, amor! Muchas gracias!! No había leído estos comments, soy idiota!! Un beso ENORME!!

  5. laura calvo sanz 06/06/2012 a 12:39 am #

    me ha encantado este post!! que recuerdos me ha traido!!! disfruta mucho de tu aventura. Besotototeee

  6. mayita 15/06/2012 a 9:30 am #

    me encanta lo bien que te lo estas pasando.Dicen que viene un temporal por el sur de mejico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: