Mayita, mi nueva compañera de viaje

28 Feb

¡Amigos!

Tengo tantas cosas que contaros que estoy estresada; son tantas que se acumulan y se quedan desfasadas, tanto o más que los tamagotchis o la absurda moda de colgarse pequeños chupetes de colores al cuello. Desvaríos ornamentales que, por otro lado, fueron creados seguramente por una mente degenerada. ¿No os parece muy obsceno? Niñas de senos incipientes jugando a ser bebés con esas cosas que pendían de sus cuellos. ¿Me seguís o no? Estoy sola en esto, ¿verdad?

Ahora ya en serio, siento mucho la dejadez, pienso cada día en escribir, pero es imposible sacar tiempo por un motivo que me pone muy contenta: en estos días he recibido mi primera visita como emigrante: la excelsa Mayita, respetada, amada y en algunas ocasiones incluso temida por todo aquél que la conoce bien, ha pisado tierras colombianas. Y la quiero exprimir a tope.

Como abanderada de mi patria y mi familia, ha aterrizado en Colombia a sus 74 años, dejando todo prejuicio  a un lado, incluso hasta el más común: aun habiendo volado trece horas hasta aquí, se empeña en no probar la farlopa y, cual jefa de la DEA, me ha hecho tirar por el retrete unas pepitas que tenía compradas, pesadas y preparadas para que ingiriera horas antes de su vuelo a Madrid. Un encarguito de nada que se niega a hacerme, a pesar de explicarle lo fácil que es: “Mayita, tú piensas que es Nochevieja… te ponemos las campanadas si quieres, y te tragas las doce uvas de la suerte, pero sin masticar”. Pero nada, nada, que dice que no, que pasa. En fin. Tampoco la podemos obligar. ¿NO?

Para quienes no la conozcáis, podéis ver este corto de mi hermano en el que hace de una ciega racista, o leer estas breves pinceladas de su vida, que espero os sirvan, oh queridos lectores, para entrar en materia y empezar a conocer a la fascinante mujer que tenemos entre manos:

–          Mayita es médico patóloga, soltera y sin hijos. Es la madrina de nacimiento de mi hermano, la de confirmación de mi hermana, y la mía de amor.

–          Llegó a nuestras vidas mucho antes de que naciéramos porque era amiga de mis padres; en concreto de mi padre, pero supo ganarse a mi madre, y no se ha separado de sus vidas, ni de las nuestras, desde entonces.

–          En mi adolescencia Mayita me llevaba por las tardes al conservatorio y se pasaba una hora entera encargando cosas por el barrio – sábanas, clases de inglés, APARTAMENTOS – , con el único afán de  divertirse. Al día siguiente lo anulaba todo porque “su suegra se había enfadado con ella” o “porque su marido no le daba el dinero”.

–          Siguiendo en esta línea, cuando está muy aburrida o estresada por algo hace “cretinás”, como ella las llama: por ejemplo irse al Corte Inglés, abrir una caja de galletas en el supermercado y repartirla entre los clientes, como cortesía de la empresa. O como otro día, en el que iba por el metro de Madrid, vio que llevaba un sobre en el bolso y decidió sacarle provecho: sin vergüenza alguna le preguntó a un señor, leyendo en voz alta el cartel de “Correspondencia con línea x”, que dónde es que se tiraba la correspondencia, que ella tenía una carta urgente y no encontraba el buzón. El pobre señor la acompañó hasta el más cercano.

–          Cuando empecé a hacer las primeras fiestas en mi casa, mis padres se iban al pueblo y  ella se quedaba vigilando. La titi se unía a la verbena, apuntando sabiamente con qué debíamos mezclar los diferentes alcoholes que tomábamos, como médico que era, para que no nos sentara mal.

–          Tuve un novio al que decidió llamar Cantinflas por su vello facial. No a sus espaldas, a su puta cara: “¡Hola, Cantinflas! Eres igualito a Cantinflas, ¿eh? Mario Moreno Cantinflas, ya sabes quién es, ¿no?”. Y al pobre no le quedó otra que reírle la gracia y preguntarme si cambiaría algo el afeitarse. Por supuesto le dije que no, que el mote de Cantinflas, mal que nos pesara, era del todo inamovible.

¿Nos hacemos una idea de Mayita? Yo creo que sí, pero por si no ha quedado claro del todo, es muy lo más, la adoro y no puedo estarle más agradecida de que haya venido a verme. Hay veces en las que lía unas que me muero de la vergüenza, pero definitivamente la vida, desde su punto de vista, es mucho más divertida.

En estos días han pasado muchas cosas: Bogotá, el Festival de Cine de Cartagena – al que nos acreditamos con el blog, al que hasta hace poco llamaba Diarios de una mochilera/macarra -, Harvey Keitel y Paul Schrader, Medellín y mucho Pablo Escobar. Todo os lo contaré a su debido tiempo, que ella todavía está aquí.

De momento, os dejo con unas imágenes a modo de aperitivo.

Mayita aguantando el tipo como una campeona en un hostal de mochileros.

Mayita aguantando el tipo como una campeona en un hostal de mochileros.

Nos vamos de inauguración al Festival acreditadas con Diarios de una mamarracha

Nos vamos de inauguración al Festival acreditadas con Diarios de una mamarracha

Llegada de Harvey Keitel, al que Mayita recibió con un "está muy mayor, ¿eh?"

Llegada de Harvey Keitel, al que Mayita recibió con un  “está muy mayor, ¿eh?”

Mayita ligando en el happy hour con un colombiano, que, según sus palabras, "está de buen ver, ¿eh?", pero qué fatalidades del destino, resultó estar casado

Mayita ligando en el happy hour con un colombiano, que,  en sus palabras, “estaba de buen ver”; fatalidades del destino, resultó estar casado

Mayita fascinada con la clase magistral de Paul Schrader

Mayita fascinada con la clase magistral de Paul Schrader

¡Seguimos en breve!

Anuncios

13 comentarios to “Mayita, mi nueva compañera de viaje”

  1. Cris Rasillo 28/02/2013 a 12:25 am #

    Cuéntanos más “mayitadas”, porfa!!! Llevo 10 minutos riéndome. Un besazo

  2. Ugly 28/02/2013 a 10:22 am #

    Qué grandes.

    • urukicrochet 28/02/2013 a 12:21 pm #

      super fan de mayita en el momento que empecé a oir hablar de ella y ya cuando la conocí, se reconfirmó el fanatismo!! guapas!

    • diariosdemamarracha 01/03/2013 a 5:57 pm #

      ¡Como tú!

  3. mini 01/03/2013 a 6:13 pm #

    Querida primita, te leo cuando puedo y me encantan tus historias…esto ya empieza a dar para un largo… a Colombia y donde haga falta, no sin El Arti!!! Una abraçada molt forta, mini

    • diariosdemamarracha 01/03/2013 a 8:52 pm #

      ¡Cariña!! No sabes tú bien para lo mucho que da… ¡algo haremos con ello! Gracias por escribirme, nenita, ¡te mando un beso enorrrrme! Qué ganas de conocer a tu baby!!

  4. Assumpta 01/03/2013 a 6:56 pm #

    estais geniales las dos.

  5. jose montoya saenz 01/03/2013 a 7:11 pm #

    He tocado el botón que no era y he endosado a Assumpta el trivial comentario supra. Tampoco sé si me saldré bien de éste, pero en todo caso quiero deciros que os recordamos mucho y me alegro de que Mayita esté causando sensación, como correspònde a una compleja personalidad: anatomopatóloga/ actriz cómicodramática, y otras muchas cosas

    • diariosdemamarracha 01/03/2013 a 8:53 pm #

      Jajaja, papi… qué risa me das. El primer comentario era efectivamente contundente, ¡te ha quedado muy Mayita!

  6. jose montoya saenz 01/03/2013 a 7:31 pm #

    Nenita pero quines coses que expliques!Jo no sabia res de tot això;pel que veig a la mini li agradat molt i a mi també.Arti, Arti estàs brodada i dormida a la foto,bueno tu no ho se pero ella segur.A vore que ens explica ella cuan torni.T’estimo molt pitu!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: