‘New talent is exciting’, Harvey Keitel

11 Mar
El actor durante su coloquio en Cartagena

El actor durante su coloquio en Cartagena

Decenas de fans y periodistas se agolpan impacientes a las puertas del Teatro Antonio Heredia de Cartagena; algunos de ellos miran su reloj, exagerando descaradamente el gesto con la clara intención de que los organizadores del festival noten su descontento.

Y es que ya debería haber empezado uno de los platos fuertes del certamen: el tributo, ni más ni menos, que al gran Harvey Keitel.

Se abren por fin las puertas del teatro y la gente corre, con toda la fuerza del verbo, hacia el patio de butacas; parece como si hubieran rejuvenecido veinte años, demostrando una agilidad y destreza fuera de serie a la hora de elegir el asiento mullidito en el que aposentarán su trasero  por algo más de una hora. Con la ansiedad que esto genera, Mayita y yo intentamos hacernos con un buen lugar entre los que quedan libres: optamos por la mitad del teatro, para que nuestras posibilidades de ver bien al homenajeado sean por lo menos del 50%.

Ya sentadas, tomamos aliento, un poco de agua y nos felicitamos por haber salvado el contratiempo. Mientras chocamos los cinco cual negras del Bronx, la gente se lanza a aplaudir de contento. Por un segundo pienso que es por lo bien que ha quedado nuestro ambicioso y cómplice gesto, pero enseguida me doy cuenta de que ha llegado el momento. Nos damos la vuelta y allí está: Mr. Harvey Keitel, avanzando por el pasillo al más puro estilo Reservoir Dogs, con traje negro, gafas semiopacas… y chancletas.

Le acompañan su joven esposa Daphna Kastner y su hijo de ocho años, que se da un aire al niño de Jerry Maguire. “Qué majos”, pienso. No es una familia convencional, y puede que justamente por eso se les note la mar de contentos y bien avenidos. Mi perspicacia, un poco de psicóloga de pacotilla, todo sea dicho, quedará confirmada cuando Harvey le regale unas tiernas palabras de amor a su mujer, seguramente queriendo hacerle un guiño a Serrat: “La vida puede llegar a ser como el cine: crees que ya se está acabando la película, y de pronto encuentras al amor de tu vida a los sesenta”.

Harvey es listo y, además, se nota que sabe sacarle partido a esta ventaja genética: le gusta hablar de la vida, de la importancia de realizarse como persona, de luchar por los sueños, asumir las derrotas y volver a levantarse: “si quieres hacer algo bien, tienes que esforzarte y sacrificar cosas. Me gusta mucho ese pensamiento budista que dice que la meta es el viaje”. Tiene un aire de filósofo chino, algo de zen, de budista… de esas religiones que están por ahí a la derecha. Es judío, sí, pero, como él mismo dice, comentando su relación con Martin Scorsese: “Los dos somos creyentes y hemos experimentado los mismos conflictos religiosos. Él es católico y yo, judío, pero ambos pertenecemos a la iglesia que lucha por lo que está bien. Es más un código moral que una religión formal”.

Tiene, como pudiera esperarse de un actor de su nivel, el temple, la profesionalidad y la corrección de alguien que sabe lo que está haciendo, aunque en ocasiones no pueda evitar soltar una torpe risita y desviar preguntas, dejando a la pobre periodista en una situación difícil: “Cariño, ¿quieres contestar tú ésta?”, le dice a su hijo cuando le preguntan sobre si se le pegó algo de la tierna relación padre-hijo que mantiene con De Niro en Malas Calles. “Es tu momento”, le anima, provocando la risa del público y aprovechando para pasar a la siguiente cuestión.

No hay entrevista al actor en la que no se hable de Reservoir Dogs, película que ayudó a producir; sobre ello, comenta: “Lo hice porque trabajar con gente joven y talentosa es excitante. En sólo una escena se puede conocer la genialidad de un director. Por eso son tan importantes festivales como éste, para que los directores noveles puedan mostrar su trabajo”. A colación de esto, aprovechó para darles un consejo: “No hay que olvidar que hacer películas es un negocio, y que para un productor soltar el dinero siempre es difícil. Por tanto, es mejor que sea poquito. Si es poco, mucho mejor. La vida conlleva sacrificio. Rodar y llegar a hacerlo bien, también. Podéis estar seguros de ello.”

Para finalizar el coloquio, demuestra diplomacia y vuelve a su estado zen cuando le preguntan con cuál de sus películas ha quedado más decepcionado: “en general, puedo decir que he sido muy afortunado. Por supuesto que hay películas que han quedado mejor y otras peor. Y no sabes por qué. Hay veces en que todo el mundo trabaja mucho y muy duro para que quede bien y simplemente el resultado final no funciona. Los fracasos son fracasos, es parte de la vida”.

Así terminó Harvey la entrevista: tirando balones fuera y dando ánimos en todo momento a los jóvenes. Tiene, efectivamente, algo de coach, de gran jefe indio, de Maestro Miyagui. Así nos dejó, con ganas de comernos el mundo, pero ya solos, sin su presencia.

Recordando lo mucho que me había gustado escucharle, envalentonada por sus palabras y un poco borracha, se me ocurrió hacerle mi particular homenaje con el Movie Maker, un programón que tengo para editar.

Espero que os guste, y que él no lo vea nunca.

Anuncios

5 comentarios to “‘New talent is exciting’, Harvey Keitel”

  1. neus vcia 11/03/2013 a 4:41 pm #

    Gracias, Arti, una y mil veces. Me faltaba esa banda sonora de tus entradas iniciales y justo nos vuelves a regalar algo bailongo y… tuyo. Un beso enorme, desde este ambiente fallero del fin del mundo!!
    Si pudiera, me iba para ahí sin dudarlo. En su defecto, nos subimos unos dáis a Asturias, al valle de la sidra.

    • Arti Montoya 18/03/2013 a 9:50 pm #

      Neus! Bonica mía… Muchas gracias!!! El plan fallero que arda Valencia + Asturias no suena nada mal tampoco… Me muero por trincarme una sidra con cabrales. Jarl!!

  2. Regi 12/03/2013 a 9:39 pm #

    PINRELEEEEEEEEESSSSS!!!!! ME ENCANTAAAA CACHO CERDAAA!!! ME PARTO Y ME PARTO Y ME PARTO!!!!

  3. jose montoya saenz 12/03/2013 a 9:49 pm #

    M’ha agradat moltissim el video,ets una artista,cada dia ho fas millor.A mi m’ha semblat que estava al festival,com si estigues sentada al teatre.Gracies per deixarme fruir de les teues experiencies,nena meua guapa.mua!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: